martes, 11 de diciembre de 2012

Preguntas y respuestas sobre el florecimiento de algas en algunos sectores del embalse Peñol-Guatapé

La zona de coloración verde o azulada representa menos del 5% del embalse.

¿Por qué el embalse está verde?

En este momento el embalse presenta hacia la cola un florecimiento de algas (cianobacterias) que genera una coloración verde del agua, y en las orillas y lugares con baja circulación del agua muchas empiezan su proceso de decaimiento o muerte formando espumas azuladas u oscuras. Estas espumas presentan una concentración mucho mayor de algas que el resto del agua afectada, por lo que sus efectos son mayores.

¿Qué son las cianobacterias?

Son bacterias clasificadas en el grupo de las algas, dado que son fotosintéticas.  Se conocen por su potencial para producir toxinas.

Estas algas están presentes en todo el mundo y hacen parte del ecosistema natural del embalse Peñol-Guatapé.

Las cianobacterias per se no son perjudiciales, el problema es cuando superan las concentraciones normales (florecimientos de algas).

¿Qué produce el florecimiento de estas algas?

Este fenómeno es el resultado de la alta contaminación (nitrógeno y fósforo) de la cuenca del rio Nare que surte el embalse, debido, entre otros factores, al uso indiscriminado de agroquímicos y descargas de aguas residuales que en esta época de pocas lluvias (menores caudales del río y temperaturas más altas) cambian las condiciones habituales del embalse que hacen favorable el ambiente para que se presente un aumento de estos microorganismos hasta representar un riesgo potencial para la salud de la  población y el ganado.
¿Qué riesgo existe si se consume o toca el agua del embalse en las zonas de coloración verde?
La sobrepoblación de estas algas en algunos sectores del embalse,  puede ocasionar problemas a la salud humana y de los animales que la ingieran o estén en contacto con ella.

La ingestión o consumo del agua del embalse en los puntos de concentración de las algas,  puede ocasionar diarrea, náuseas o vómitos; al contacto con la piel puede generar alergias, inflamaciones, erupciones, lesiones en las mucosas o conjuntivitis; y la inhalación puede producir tos, catarro o fiebre.

La inhalación de estas aguas se puede presentar por las hélices de las lanchas y otros artefactos motorizados que en su accionar revientan las algas generando un spray que puede irritar las vías aéreas y afectar ojos y piel donde tenga contacto, por lo que la protección también debe darse en caso de navegar sobre el florecimiento de las algas.

¿Qué recomienda la Organización Mundial de la Salud – OMS para evitar riesgos en las zonas críticas?

• No se bañe en el embalse
• No realice deportes acuáticos
• No toque ni use el agua del embalse
• No realice actividades de pesca en las zonas señaladas como criticas (coloración verde o azul). Esto debido a que el pescador en ejercicio de su actividad entra en contacto con el agua.
• Impida que los animales domésticos y el ganado la beban o entren en contacto con ella. Los animales son más propensos a beber en estas aguas y lo hacen en grandes cantidades.
• En caso de tener contacto con el agua con presencia de algas báñese inmediatamente.

¿Qué está haciendo EPM?

• Monitoreo semanal del florecimiento de algas (16 monitoreos) para ver su evolución y criticidad.
• Señalización de la zona afectada (barreras). Fueron retiradas dado que el primer día se robaron 9 de las 15 canecas que daban flotación a la barrera. Actualmente estudiamos otras alternativas.
• Información a la comunidad a través de:

o  Guardabosques (se les capacitó y entregó un guion para atender las dudas de la comunidad y los visitantes)
o Jornadas informativas (realizadas en la zona afectada y con presencia de la Alcaldía de El Peñol y Cornare como autoridad ambiental)
o Plegable informativo
o Oficinas de atención al cliente (Información en las carteleras y distribución de plegables)
o Programa radial Aló EPM, con cobertura en todos los municipios de influencia.

• Ubicación de dos zonas de biofiltro en el embalse (En la cola y en la descarga de la planta de tratamiento de El Peñol en el sector conocido como La Hondita)
• Relacionamiento con la autoridad ambiental y los municipios.
• Comunicado para los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible; Comercio, Industria y Turismo; Salud y Protección Social; y Transporte.
• Se explicó la situación a la Dirección Seccional de Salud de Antioquia
• Se avanza en un trabajo interinstitucional para mejorar las condiciones de la cuenca.

¿La restricción es para todo el embalse?

El riesgo se encuentra  en la zona de coloración verde, la cual representa menos del 5% del embalse y se encuentra ubicado en la cola del mismo.

En el resto del embalse no existe riesgo para el desarrollo normal de las actividades (turismo, pesca y otras).

¿Es perjudicial el consumo del pescado capturado en la zona del florecimiento?
Este tema todavía está en estudio en el mundo, pues algunos estudios sostienen que las cianotoxinas se bioacumulan pero aún no está totalmente claro.

Es importante aclarar que no se ha reportado mortandad de peces en el embalse, lo que indicaría la baja afectación del florecimiento sobre los peces presentes allí.

Mediante un convenio con las universidades de Antioquia y Nacional, EPM ha formado profesionales altamente especializados en temas de su interés en cuanto al conocimiento de sus embalses.

Dentro de dicho convenio se incluyen doctorados en temas relacionados con los florecimientos de algas, en los que se han estandarizado técnicas para medir la criticidad de los florecimientos y la toxicidad de los mismos en el agua.

Hasta el momento no se han estandarizado métodos para cuantificar la presencia de cianotoxina en el músculo del pez, por lo que no se puede determinar que dicha sustancia se esté bioacumulando en los peces del embalse Peñol-Guatapé. Este método, por lo demás,  no lo tiene ningún laboratorio del país.

Por el momento, por medio de un convenio Universidad Católica de Oriente, EPM y Cornare, se estudiará el contenido estomacal de los peces para determinar si efectivamente están consumiendo las cianobacterias.

En caso afirmativo se procederá a examinar si presentan daño hepático, indicativo de asimilación de la toxina.  En dicho caso se podría afirmar que los peces están siendo afectados por la toxina, pero no asegurar que la están bioacumulando y su consumo sería perjudicial.

En cualquiera de los casos, la competencia frente a la aptitud del consumo de dichos peces les compete a las autoridades de salud y pesca. EPM solo podría informar sus hallazgos a la autoridad competente para que esta proceda según su criterio.

EXTRAIDO DE http://www.epm.com.co/site/Home/Saladeprensa/BoletinesEstamosAhi/Preguntasyrespuestassobreelflorecimientodea.aspx